코리아나 2005년  여름  제14권 2호
Obras Maestras
Bonete de oro de la tumba de Cheonmachong: Arquetipo de la artesanía del metal de Silla
Kim Seung-hee
Conservador del Museo Nacional de Gyeongju
Fotografías: Museo Nacional de Gyeongju
Single Column Print Advanced Search
 
 
Gyeongju, en el sureste de Corea, fue la capital del Reino de Silla (57 a.C.-935 d.C.) durante unos mil años. Hasta la fecha, podemos hallar túmulos de gran tamaño, que parecen como colinas redondeadas, dentro de la ciudad, la mayoría de los cuales fue creada durante los siglos V y VI. La excavación de estas tumbas nos ha dado una gran riqueza de objetos, como bonetes de oro, coronas elaboradas y ornamentos decorativos para las coronas. Una de las tumbas de ese periodo es la de Cheonmachong, de enormes proporciones, con 12,7 metros de altura y un diámetro de 47 metros en la base.
.
Entre los arqueólogos, estas tumbas de gran tamaño construidas durante este periodo se conocen como dolmujideonneol mudeom, o “cámaras mortuorias con piedras y madera apiladas”. Para construir estas tumbas, se colocaban en una cámara de madera el ataúd, los objetos funerarios y los objetos personales del fallecido, y luego se cubría con grandes cantidades de piedra y tierra para crear un gran montículo. Como se usaba tanta cantidad de piedra y tierra, los saqueos eran poco frecuentes. Lo que estas tumbas tienen en común, principalmente, es la gran cantidad de objetos que se enterraban con el fallecido. De hecho, en Cheonmachong se han descubierto unos 15,000 objetos, como el faldón de una montura decorado con un cheonma, o caballo volador (aunque algunos creen que es una jirafa), origen del nombre de Cheonmachong, o “Tumba del Caballo Volador”.
.
El bonete de oro
.
La estructura de una tumba estilo dolmujideonneol mudeom es parecida a la que cons-truían las tribus nómadas que vagaban a caba-llo por las regiones septentrionales de Siberia, Altai y Mongolia. Por ello, los especialistas creen que estas tumbas reflejan la interacción con los pueblos del norte y sus culturas en la época en que se construyeron. Un buen ejemplo de esta teoría es una corona de oro de Cheonmachong. La corona presenta unos adornos en forma de asta que forman ramas en cada lado, mientras que el área central está decorada con el ideograma chino chul (ıÛ), que crea el punto focal de la corona. Este ideograma tiene la forma de un árbol, mientras que la parte interior de la corona tiene la forma de un abedul, sagrado para los pueblos del norte.
.
Desde la antigüedad, incluso mucho antes de los si-glos V y VI, los coreanos veneraban a los árboles por su capacidad para unir los cielos, la tierra y los humanos. Ésta es la noción detrás de ujusu, o “árbol del universo”. Los adornos que sobresalen del aro de la corona son imágenes estilizadas de ujusu y astas, que recuerdan las antenas. La corona tiene una forma elaborada, pero no se sabe si en realidad se llevaba. Recientemente se ha su-gerido que la corona pudo haberse fabricado como objeto funerario para ser enterrada en la tumba del fallecido. Cuando se excavó la tumba, la corona fue hallada sobre el rostro del fallecido, lo cual parece apoyar la idea de que esta corona se hizo para enterrarla como objeto ritual y no como símbolo de estatus social durante la vida del fa-llecido. El bonete, por otra parte, sí parece destinado al uso personal.
.
El bonete de oro se parece al que llevaba un embajador de Silla, como se muestra en un mural hallado en la tumba de Li Xian (el príncipe heredero Zhanghuai, 654-684) de la Dinastía Tang de China (618-907). Si lo comparamos con la corona, que está muy decorada y tiene una estructura frágil aunque pesa más de un kilogramo, el bonete es más pequeño y más resistente, y su parte superior en pico hace que su uso sea más fácil. Parece dema-siado pequeño para llevarlo con comodidad en la cabeza, pero posiblemente se le unía un cordón en ambas partes y se llevaba atado bajo la barbilla, como aparece en el mural de Li Xian.
.
La parte frontal del bonete estaba decorado, posiblemente, con un adorno para la corona en forma de alas de pájaro, o quizá con una pluma larga (como en la pintura de la tumba de Li Xian). En Cheonmachong se hallaron dos adornos para la corona bien preservados, uno que tiene la forma de alas largas de un pájaro y otro que parece alas de mariposa. El ornamento en forma de alas de pájaro parece estático y quizá se haya empleado en ceremonias, mientras que el que tiene la forma de alas de mariposa parece más dinámico y quizá más apropiado para su uso diario. Al igual que el hombre moderno eligiendo una corbata, el ocupante de la tumba de Cheonmachong habría llevado el adorno en forma de alas de pájaro o de mariposa según la ocasión. De este modo, el bonete y estos adornos formarían un juego. Podemos imaginar cómo este bonete, con las alas sobresaliendo, podía transmitir la relevancia de la persona que lo usaba.
.
Vestigios de las culturas septentrionales
.
Los bonetes están hechos de varias láminas de oro unidas, todas decoradas con calados, que, con los agujeros realizados en la superficie, forman dibujos. La parte superior del bonete de Cheonmachong es redonda y está formada por dos láminas; gran parte de la superficie de cada una está muy decorada con pequeños agujeros en forma de medio anillo. Los bordes de las dos láminas están deco- rados con puntos que forman calados, y unidos por una montura ancha. La parte inferior está compuesta por las láminas delantera y posterior con agujeros redondos y en forma de ‘T’. Se ha unido una lámina frontal adicional, con agujeros en forma de rombo, y una lámina trasera con diseños en forma de helecho. El bonete se hace más ancho en la base, mientras que el borde se curva hacia dentro en cada extremo para ajustarse a la forma de la cabeza. El borde es ancho y tiene numerosos agujeros; es bastante cómodo cuando se ajusta con cordones por debajo de la barbilla.
.
¿Qué miembros de la clase alta de Silla podían poseer un bonete tan lujoso? Los investigadores están de acuerdo en que estos objetos eran posteriores a la época de Naemul Maripgan (356-402), fundador de la familia real Kim de Silla. El periodo cuando se contruyeron las tumbas dolmujideonneol mudeom, en los siglos V y VI, se conoce como la era de Maripgan; durante esa época el título de gan (干) lo poseían los gobernantes supremos de las sabanas del norte. Parece que los gobernantes de la península coreana de ese tiempo estaban muy influidos por las culturas septentrionales. Esta cultura de la Ruta de la Estepa llegaba hasta la antigua Roma, y no es algo casual que varios rasgos culturales suyos existieran en la sociedad de Silla de la época. El hecho de que muchos objetos de cristal romanos se hayan encontrado en tumbas de este periodo es evidencia de este intercambio cultural.
.
Los numerosos y diversos objetos que se han encontrado en las tumbas dolmujideonneol mudeom tienen todos una brillantez y una exuberancia común. No hay duda de que esta energía tan dinámica posibilitó que esta cultura llegara a sitios tan lejanos como Silla. El dinamismo de las culturas septentrionales sigue siendo en la actualidad un elemento fundamental de la cultura coreana.
 
 
 
     
Copyright © 2003-2008 The Korea Foundation. All Rights Reserved.
Comments and questions to koreana@kf.or.kr
Tel (+82-2) 2046-8564 / Fax (+82-2) 3463-6086